La manicura rusa es una técnica que se realiza en seco y se remueve y limpia toda la cutícula. Esta novedosa técnica incluye una aplicación de esmaltado o color en gel más duradero.